El servicio de computación en la nube de Amazon, Amazon Web Services, experimentó fallas en la región del este de Estados Unidos, lo que causó extensos problemas sin precedentes para miles de sitios web y aplicaciones.

 

Amazon es el proveedor más grande de servicios de computación en la nube en Estados Unidos. Alrededor del mediodía de ayer en la costa este, una de sus regiones de su servicio “S3” con sede en Virginia, comenzó a experimentar lo que Amazon, en su sitio de servicio, calificó de “índices de error incrementados”.

 

En un comunicado, Amazon dijo que a las 4 de la tarde hora del este, todavía experimentaba “elevados índices de error” que “impactaban varios servicios AWS”.

 

“Trabajamos duro para reparar S3, creemos que entendemos el origen y trabajamos en implementar lo que creemos que remediará la causa”, dijo la compañía.

 

PORQUÉ IMPORTA EL S3

 

El Simple Storage Service, o S3, de Amazon, almacena archivos y datos para compañías en servidores remotos. Se utiliza para todo: desde la construcción de un sitio web y apps, hasta el almacenamiento de imágenes, datos y transacciones de clientes.

 

“Cualquier cosa que se te ocurra almacenar en la forma más económica posible”, es como Rich Mogull, director general de la empresa de seguridad de datos Securosis, lo describe.

 

Ya que Amazon no ha explicado exactamente lo que sucede, es complicado saber la seriedad de las fallas. “Sabemos que es grave”, dijo Mogull. “Simplemente no sabemos qué tanto”.

 

El problema afectó las operaciones “de interfaz” – lo que significa los sitios web y apps que ven los usuarios – y el procesamiento subyacente de datos, que se lleva a cabo fuera de vista. Algunos servicios en línea más pequeños, como Trello, Scribd e IFTTT, durante un rato parecieron haberse caído, aunque ya todos se han restaurado.

 

En contraste, el servicio de mensajes corporativos Slack, se mantuvo funcionando aunque reportó “servicio degradado” en algunas de sus herramientas. Usuarios reportaron que, en particular, parecía congelarse al compartir archivos. Las propias fotos de Associated Press, distribución de noticias por internet y otros servicios en línea también resultaron afectados.

 

APAGÓN TÉCNICO

 

Importantes fallas en la computación en la nube suceden de forma periódica. En 2015, el servicio DynamoDB de Amazon, una base de datos en nube, tuvo problemas que afectaron a compañías como Netflix y Medium. Pero, usualmente, los proveedores tienen métodos alternativos para que las cosas funcionen rápido otra vez.

 

“Lo que me sorprende mucho es que no hubiera un plan B – suele haber algún tipo de plan de respaldo para mover los datos y está disponible en cuestión de minutos”, dijo Patrick Moorhead, analista en Moor Insights & Strategy.

 

error_internet_amazon

 

MAGNITUD DEL IMPACTO

 

El problema no es menor si se considera que importantes firmas cuyo negocio está en la web así como importantes medios de comunicación utilizan estos servicios. De acuerdo con información publicada por VentureBeat entre las firmas afectadas por esta falla destacan los servicios de Adobe, Business Insider, Expedia, Expensify, FanDuel, FiftyThree, Flipboard, Lonely Planet, Mailchimp, Medium, Microsoft’s HockeyApp, the MIT Technology Review, Quora, Razer, Signal, Slack, Sprout Social, Airbnb, Pinterest, SendGrid, Snapchat’s Bitmoji y Time Inc. De igual manera, diversos productos de Amazon se encontraban caídos. Apple también registró fallas en sus tiendas de aplicaciones y servicios como iTunes, FaceTime y  iCloud.

 

Las pérdidas económicas por esta falla serán importantes, en donde el primer afectado sin duda es Amazon. Se estima que durante 2020 el mercado cloud IaaS tendrá un valor de 91.7 mil millones de dólares, cifra que triplicará los 34.9 mil millones pronosticados al cierre de 2016. Hasta finales de 2015, Amazon se ubicaba como el gran líder del sector con una participación de mercado de 15.8 por ciento a nivel mundial, seguido de IBM (con 10.4 por ciento), Google -como unidad de negocio de Alphabet- (4.7 por ciento) y AT&T(4.3 por ciento).

 

No obstante, luego de la caída de sus servicios las acciones de Amazon registraron una tendencia a la baja. Las acciones de la compañía iniciaron operaciones el día de ayer con un valor de 851.45 dólares por fracción, cifra que registró una caída de más de 3.61 puntos (0.43 por ciento) para ubicarse en 843.80 dólares a las pocas horas de la falla.

Add your review

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *